Enfoque, ¿Cuándo usar el enfoque manual? y cuando no

En las réflex digitales en general opto por el enfoque automático (AF) con selección del punto de enfoque. Si le dais a selección de punto de enfoque veréis por el visor varios puntos que podéis seleccionar para enfocar. Dependiendo de la cámara pueden ser muchos o pocos; por ejemplo la EOS 500D tiene 9 puntos de enfoque, mientras que la 5D Mark III tiene 61.

El área de nitidez (la profundidad de campo) se extiende por delante y por detrás del punto enfocado. 1/3 de ese área se extiende por delante del punto enfocado, mientras que 2/3 lo hace hacia atrás. Esto es importante tenerlo en cuenta si queremos nítido algún punto por delante o por detrás del punto de enfoque. También habrá de tenerse en cuenta el diafragma seleccionado: a mayor apertura menor profundidad de campo. Comprenderlo es más fácil con ayuda de la siguiente imagen:

¿Cuándo usar el enfoque manual?

Como ya he dicho suelo optar por el enfoque automático. Esto se debe a la falta de la ayuda al enfoque en las réflex digitales (algo que si tenían las analógicas). Las cámaras están preparadas hoy en día para trabajar con el enfoque automático o como yo lo llamo, el enfoque semiautomático, donde tú eliges el punto de enfoque entre los que la cámara tiene.

El hecho es que hay veces que a la cámara le es imposible enfocar correctamente por la falta de luz o por tener muy próximos varios puntos. En estos casos lo mejor es utilizar el enfoque manual (MF). Muchas veces también es complicado obtener un adecuado enfoque manual bajo escasas condiciones lumínicas. Lo que suelo hacer en estos casos es enfocar más o menos el punto que estoy buscando y a partir de él hacer varias tomas cambiando un poco el enfoque hacia delante y hacia atrás. También puede serviros de orientación los metros de la distancia de enfoque indicados en el objetivo (no todos los objetivos lo tienen).

También podéis optar por el enfoque manual cuando el punto de enfoque que queréis no es abarcado por ninguno de los puntos de enfoque que la cámara nos ofrece. Yo en estos casos sigo utilizando el enfoque automático. Estos son los pasos que sigo:

  1. Selecciono en cámara elpunto de enfoque más cercano al punto que quiero enfocar.
  2. Muevo la cámara hasta que coinciden ambos puntos (elpunto de enfoque y el que deseo enfocar).
  3. Pulso el disparador hasta la mitad para que la cámara obtenga el enfoque.
  4. Re encuadro la escena para que este como antes de mover la cámara y termino de pulsar el disparador para obtener la imagen.

Creo que con esto hay suficiente para empezar a manejarnos correctamente con el enfoque. Si tenéis cualquier duda o queréis hacer alguna aportación no dudéis en dejar un comentario.

¡Ah! Por último deciros que en los retratos se suele enfocar a los ojos, porque en general es el punto clave que describe a la persona retratada. No obstante en algunos casos puede ser más interesante enfocar otro punto, como por ejemplo los labios; eso dependerá de lo queramos transmitir.

En resumen

  • Enfoque automático: AF
  • Enfoque manual: MF
  • Profundidad de campo: a mayor apertura menor profundidad de campo. Se extiende 1/3 por delante del punto enfocado y 2/3 por detrás.
  • Priorizar enfoque automático (seleccionando nosotros el punto de enfoque) excepto en los casos en que sea imposible obtener el enfoque, entonces optaremos por el enfoque manual.