El histograma

Para obtener imágenes adecuadamente expuestas y poder trabajar la edición posterior de las mismas voy a hablaros del histograma de la imagen fotográfica.  En esta entrada me gustaría daros una visión general del mismo y en las próximas entrar en detalle en él, hablando del histograma de entrada y de salida.

Para poder analizar la cantidad de luz de la imagen fotográfica utilizamos el rango tonal, que va desde el negro (sin luz) hasta el blanco (máxima luz).Dentro de esta distribución encontramos:

  • Los tonos bajos: los negros.
  • Los tonos medios: los grises.
  • Los tonos altos: los blancos.

El histograma sirve para visualizar la distribución del rango tonal de la imagen y así poder observar objetivamente su exposición. Es una gráfica cuya escala va desde el número 0, que representa el negro absoluto, hasta el 255 que representa el blanco puro.

 

Idealmente el histograma debería tener la mayor parte de su información en el centro, los tonos medios, y que fuera descendiendo hacia los laterales (tonos bajos y altos) hasta tocarlos. Esto solamente ocurre en la toma de fotografías de escenas donde predominan los tonos medios y hay un equilibrio entre los tonos bajos y altos.

Si en la escena predominan los tonos altos obtendremos un histograma desplazado hacia la derecha y si predominan los bajos estará desplazado hacia la izquierda. Lo más importante es que su forma se asemeje a una campana de Gaus, independientemente de que esté centrado o desplazado hacia un lateral.

Lo que no debería ocurrir es que se perdiera la forma de la campana de Gaus en dónde la gráfica se agolpara en alguno de los extremos. Si ocurre esto la imagen estará sobrexpuesta o subexpuesta.

Sobre expuesta: no tenemos información suficiente en los tonos bajos y perdemos información en los altos, ya que sobrepasamos la cantidad de luz recogida hasta quemar las zonas de máxima luz. La fotografía ha quedado bañada completamente de luz y no podemos apreciar apenas la imagen.

Subexpuesta: la información recogida es insuficiente, tanto para los tonos altos, que se quedan como si fueran medios como para los bajos, que se agolpan todos en el negro. La fotografía ha quedado excesivamente oscura.

¿Cómo obtener el histograma adecuado?

El histograma final de una imagen debería extenderse a lo largo de todo el rango tonal. Pero esto en muchas ocasiones no es posible obtenerlo simplemente con la toma fotográfica, debido a las condiciones lumínicas de la escena a fotografiar, como por ejemplo el bajo contraste de la escena.

Para ello nuestro histograma pasará por dos fases:

  • Histograma de entrada: el histograma de la imagen obtenido de la toma fotográfica, sin haber editado la imagen.
  • Histograma de salida: es la primera fase en la edición de la imagen, tocar el histograma de entrada para obtener el histograma adecuado a la imagen que estamos tratando.

Cada una de estas fases las veremos en detalle en las próximas entradas.

En resumen

  • Rango tonal: tonos bajos (negros; sin luz es el negro absoluto: 0), tonos medios (grises), tonos altos (blancos; máxima luz es el blanco puro: 255)
  • Histograma: gráfica en la que visualizamos la distribución del rango tonal de la imagen. Forma adecuada: campana de Gaus que toque los extremos (el negro y el blanco).
  • Imagen sobre expuesta: el histograma se agolpa a la derecha perdiendo la forma de la campana de Gaus.
  • Imagen subexpuesta: el histograma se agolpa a la izquierda perdiendo la forma de la campana de Gaus.
  • Histograma de entrada: el que se obtiene en la toma fotográfica.
  • Histograma de salida: el que se obtiene al editar la imagen.

 

Después de la toma fotográfica podemos observar el histograma de la imagen en cámara, para ir entendiendo y aprendiendo a realizar una correcta exposición. Al visualizar en la pantalla LCD podemos hacerlo de varias maneras: simplemente la imagen, imagen + histograma, imagen + histogramas (la distribución general y la de cada uno de los colores, rojo, verde y azul).

Ese primer histograma, el que podemos visualizar en la pantalla antes de editarlo, es el histograma de entrada de la imagen fotográfica.

Al realizar la toma fotográfica buscaremos idealmente esa correcta exposición y que el histograma además de tener su mayor parte de la información en el centro, llegue hasta los extremos. Pero esto es una situación ideal que en muchas tomas fotográficas no se da y tendremos que tomar la decisión de sobre exponer o subexponer. Quiero aclarar que esta sobre exposición o sub exposición es con respecto a la medición que hace la cámara, pues en realidad lo que estaremos haciendo es hacer la exposición adecuada para obtener el mejor histograma de entrada posible.

 

¿Qué tiene un buen histograma de entrada?

Muchas veces, aunque hagamos una exposición adecuada, el histograma de entrada no es perfecto, y habrá que editarlo posteriormente para obtener el más adecuado para la fotografía que estemos tratando.

Entonces, para obtener el histograma de entrada más adecuado a la toma fotográfica, podéis quedaros con lo siguiente:

  • La escena  fotográficaabarca todo el rango tonal: si la escena fotográfica lo permite conseguiremos un histograma que llegue a tocar los extremos, abarcando todo el rango tonal, y, en ocasiones incluso con forma de campana de Gaus. Se da cuando la escena a fotografiar tiene contrastes pero no excesivos, donde hay un equilibrio entre los tonos altos y bajos que abarcan el rango tonal completo y sin excederlo.

 

 

Histograma de entrada de una escena con un contraste adecuado

  • La escena no abarca el rango tonal completamente: si no podemos conseguir ese histograma ideal intentaremos no quedarnos cortos a la hora de recoger luz, para tener suficiente información lumínica. Esto significa que intentaremos que el histograma toque el extremo derecho (de las altas luces), aunque no toque el izquierdo. Cuando editemos la fotografía llevaremos cada cosa a su lugar, y obtendremos un histograma de salida con información también en los tonos bajos. Hay ocasiones en que por el bajo contraste de la imagen hay que sobre exponer bastante para conseguir llegar al extremo de los tonos altos. No os preocupéis si no llega, no es imprescindible; simplemente es recomendable que tienda más hacia la derecha y solo si es posible que llegue a tocar el extremo. Hay que priorizar la obtención de la imagen, en ocasiones las condiciones lumínicas no nos permiten sobrexponer en exceso porque no tendríamos unos valores adecuados de diafragma y obturación.

 

 

Histograma de entrada de una escena de bajo contraste

  • La escena abarca unrango tonal demasiado amplio: a veces el rango tonal de la imagen se sale de lo que nuestra cámara es capaz de recoger: hay un gran contraste en la imagen, entre los tonos altos y bajos. En estos casos deberemos escoger entre exponer correctamente para las luces o las sombras, en función de la importancia de las unas o las otras en la imagen, así como lo que queremos expresar. En muchas ocasiones lo que se hace es hacer dos tomas de una misma escena, exponiendo en un caso para las altas luces y en otro para las bajas.

 

Histograma de entrada de una escena con alto contraste.

  • Histograma de entrada: es el que obtenemos tras la toma fotográfica, antes de la edición de la imagen. Podemos visualizarlo en la pantalla LCD de nuestra cámara.
  • Escena con equilibrio entre los tonos altos y bajos: el histograma abarca todo el rango tonal, tocando los extremos.
  • Escena con bajo contraste: Complicado abarcar todo el rango tonal. El histograma debería tocar o aproximarse al extremo derecho.
  • Escena de alto contraste: sobrepasamos el rango tonal. Elegir si exponer correctamente para luces o sombras, o realizar dos tomas para luego combinarlas.